Estrasburgo, capital europea

Estrasburgo, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO desde 1988, fue la primera ciudad francesa en recibir este reconocimiento. A pesar de las guerras, Estrasburgo ha podido preservar un patrimonio de una excepcional diversidad, representativo de la evolución de la ciudad desde la época romana hasta nuestros días.

¡Con su amplio centro peatonal, la dulzura de sus canales, sus barrios bien caracterizados, sus numerosos parques y zonas verdes y sus tiendas de lujo, Estrasburgo se afirma como una ciudad calurosa llena de autenticidad a la par que moderna y cosmopolita!

Estrasburgo destaca como uno de los lugares más importantes de la cocina en Francia y en Europa: en los « winstubs», pequeñas tabernas de vino típicamente alsacianas, se prepara y degusta en cantidad los platos tradicionales asó como los vinos de Alsacia.

Deja un comentario