Una tortuga boba ha sido liberada de una malla de plástico y devuelta a su entorno natural

Tortuga boba liberada hoy, emprendiendo el camino al mar. CARM
Son ya cinco ejemplares los que han sido recuperados y devueltos a su entorno natural este año en la Región de Murcia

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente de la región de Murcia ha liberado un ejemplar de tortuga boba (Caretta caretta), que ha sido atendido en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre, donde ingresó el pasado 1 de octubre, tras ser rescatada por personal de vigilancia de la Reserva Marina de La Muela-Cabo Tiñoso cuando flotaba a la deriva con el cuello enmallado entre los restos de un saco de rafia.

Se trata de un individuo joven que ingresó con un peso de 2,802 kg y un caparazón de 28 cm de longitud. Con él son ya cinco los ejemplares de tortuga boba que han sido devueltos a su entorno en el transcurso de este año. Entre 2017 y 2018 fueron recuperados otros ocho ejemplares, contribuyendo así a la mejora de las poblaciones de esta especie y a enriquecer los valores que reúnen los espacios naturales del litoral de la Región.

Antes de ser devuelta a su medio natural, en la citada Reserva Marina, la tortuga ha sido identificada con una anilla metálica en la aleta derecha y un microchip subcutáneo, siguiendo el protocolo del Programa de Marcado de Tortugas Marinas del Ministerio para la Transición Ecológica. La Asociación Herpetológica Española facilitará la identificación del animal en caso de ser capturado, lo cual permitirá recopilar información de interés sobre diversos aspectos, como demografía, movimientos y amenazas globales que afectan a la especie.

La tortuga boba está clasificada como “vulnerable” en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y el Catálogo Español de Especies Amenazadas. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) considera esta especie “en peligro”. Entre sus principales amenazas figura la ingestión de plásticos y diferentes tipos de residuos en flotación, su captura accidental en redes de pesca, el enmallamiento en restos de fibras o sedales a la deriva y, en menor medida, la colisión con embarcaciones o la destrucción y alteración de playas de anidación.

El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre está financiado con cargo al Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER Región de Murcia 2014-2020).

Deja un comentario