Primera fotografía del Sol de mayor resolución jamás tomada, junto a un vídeo de la hipnótica superficie solar

#fotosextraordinarias, de NSF

Los astrónomos del telescopio Daniel K. Inouye en Maui (Hawaii) acaban de hacer pública la fotografía de mayor resolución y nitidez que tenemos del Sol hasta la fecha. Acompañada de vídeos, estas imágenes nos permite ver de cerca (nunca mejor dicho) cómo es la estrella de nuestro sistema solar, además de ayudar en la investigación del astro.

Lo que podemos ver en la imagen (a máxima resolución) es esencialmente la superficie del Sol. Cada una de las células en las que se divide la superficie solar que vemos en la fotografía son secciones de plasma. Si vemos el vídeo que ha capturado el telescopio observamos que estas secciones están en constante movimiento. Es debido al plasma que sale a la superficie para luego volver a sumergirse en el interior.

Video insertado
Para poner estas imágenes en contexto la National Science Foundation también ha publicado una imagen gráfica en la que compara el tamaño del Sol con ejemplos reales de la Tierra. La fotografía tomada si nos fijamos es sólo una pequeña parte de toda la superficie del Sol (corresponde a 38.000 kilómetros de ancho). Lo más cerca que se puede acercar el telescopio es a 7.000 kilómetros de ancho. A esa distancia según la NSO cada una de las células de plasma anteriormente vistas son mayores que Texas, o que España por ejemplo.
NSO/NSF/AURAEl tamaño de la fotografía tomada por el telescopio, en contexto. Vía NSO/NSF/AURA.
Una primera imagen de muchas que están por venir

Daniel K. Inouye (DKIST) ha sido el telescopio que ha hecho posible esta fotografía de tan alta calidad. Las imágenes fueron capturadas el pasado 10 de septiembre, aunque el telescopio tan sólo se ha inaugurado oficialmente este pasado miércoles. Todavía está en construcción de hecho faltan algunos instrumentos más por conectarse. En julio se espera que comiencen las observaciones definitivas y para entonces se habrá convertido en el telescopio solar más potente del mundo.

Era el propósito de construir a DKIST, realizar las mediciones más precisas posibles del Sol. Con él los astrónomos estudiarán el campo magnético del Sol y su corona (que misteriosamente está a temperaturas mucho más altas que la superficie. El telescopio también recopilará información como la temperatura o las estructuras solaras que componen el astro. Así que sí, nos esperan muchas más imágenes y vídeos por el estilo en los próximos meses años.

La curiosidad de DKIST es que no es un telescopio normal y corriente, se ha diseñado específicamente para observar el Sol. Cuando observamos el Sol con un telescopio este se calienta de forma espectacular en sus lentes. La solución para esto que han encontrado los creadores de DKIST es usar una piscina de hielo y refrigerante distribuido por metros y metros de tuberías que reduzcan la temperatura.

Fuente| NSO

 

Deja un comentario